El compromiso con la creatividad de los niños es el principal desafío de Lego. Marca que hoy es más bien una cultura, un expresión que alcanza todos los rincones del mundo.

Además del clásico brick Lego (ladrillos encastrables), la marca se a extendido por una amplísima gama de sets, muchos de ellos incluyen las famosas mini figuras amarillas (personajes articulados). En ellos se ven representados los personajes de las más famosas sagas de cine y TV.

Constantemente se lanzan nuevos artículos y lo interesante es que conforman una gran familia de piezas compatibles. Por eso también su industria cuenta con una ingeniería muy rigurosa, impidiendo variaciones y asegurando la plena tolerancia entre todas las partes.

Siendo la tercer empresa de juguetes en el mundo, Lego cautiva a los niños pero también a muchos adultos que se ven atraídos por la versatilidad y coleccionabilidad de sus piezas.

Lego es símbolo de crecimiento y diversión responsable.